• Español
AYNAELDA
19 junio 2019

¿Qué sería de nuestros veranos sin terrazas?

Desde el jueves pasado puedes disfrutar de tus cenas de verano en nuestra terraza. Un lugar agradable en el que probar los mejores arroces en buena compañía. Y es que si algo nos gusta en Aynaelda son las buenas costumbres, y cuál mejor que la de sentarse a tomar algo en una terraza. Por eso […]

Desde el jueves pasado puedes disfrutar de tus cenas de verano en nuestra terraza. Un lugar agradable en el que probar los mejores arroces en buena compañía. Y es que si algo nos gusta en Aynaelda son las buenas costumbres, y cuál mejor que la de sentarse a tomar algo en una terraza. Por eso hemos renovado la nuestra.

Cualquier hora del día es buena para disfrutar de una terraza: por la mañana con desayuno y periódico; a la hora de comer, disfrutando de una buena comida en familia al aire libre; por la tarde para darse un respiro mientras ves a la gente pasar; o por la noche, ahora que los días son más largos, para que descanses y te olvides de tu mal día o celebres lo bueno que ha sido.

 

En Aynaelda llevamos tiempo preparando nuestra terraza para que podáis disfrutar de ella en el momento más especial: la noche. En cuanto llega el buen tiempo las noches de esta ciudad se llenan de vida al aire libre por eso te esperamos de lunes a sábado de 20:30 a 0:00, para que pruebes nuestros platos y brindes con los mejores vinos en el mejor ambiente.

 

¿Por qué nos gustan tanto las terrazas?

 

– No hay nada como un buen ambiente, la compañía de familiares o buenos amigos alrededor de una mesa al aire libre sin motivos que celebrar, pero con la satisfacción que provoca el sentirse a gusto.

– Los días parecen tener más horas, la claridad tarda en marcharse y el buen tiempo quita las ganas de quedarse en casa, es entonces cuando llegan esos largos paseos que terminan con una bebida fría en una terraza.

Libertad. Esa sensación que nos provoca el aire cuando nos acaricia. El mirar a un lado y a otro y poder ver el cielo mientras disfrutas tomando algo.

– Las horas pasan de golpe. Ese momento en el que el reloj deja de girar y no porque se haya parado sino porque estás tan a gusto que no lo miras. Charlando, riendo, divirtiéndote, en definitiva, dejando que las horas pasen.

– Al fin y al cabo, a veces es cierto que el mundo se arregla a media tarde en la terraza de un bar.

 

En Aynaelda tenemos terraza nueva para que no te pierdas uno de los mayores gustos del verano. Ven a disfrutar de nuestros arroces al aire libre. Reserva en nuestra página web o llámanos al 917 101 051.

¡Te esperamos!

COCINA ABIERTA:

L,M,X,J de 13:30 a 16:00

V y S de 13:30 a 22:00

DOMINGOS de 13:30 a 16:00

PARKING gratuito para clientes.

TRABAJA CON NOSOTROS

Únete al equipo del restaurante.

Contáctanos en info@aynaelda.com