• Español
AYNAELDA
16 septiembre 2019

El arroz y sus leyendas: más allá del ingrediente

En Aynaelda giramos entorno a un ingrediente central: el arroz. Hay tantas variedades y tantas formas distintas de hacerlo que, a través nuestra cocina, podemos crear verdadera magia. Sus granos son de los más difíciles de recolectar, pues crecen en hebras largas y están recubiertos por un pequeño capullo, que hay que abrir cuidadosamente con las manos para obtenerlo.

Se trata de un ingrediente pequeño, con un valor incalculable. Podríamos dar distintas razones para explicar por qué el arroz es un ingrediente tan valioso, pero en Aynaelda nos gusta ir más allá, tratar un producto con historia, con vida. Por eso vamos a mostrar la esencia del arroz a través de sus leyendas:

El tamaño del arroz

Cuenta una leyenda que hace mucho tiempo la planta de arroz no era así, sus granos eran más grandes y fáciles de recoger. Sin embargo, algo sucedió. Una anciana, dueña de una gran plantación y obsesionada con el beneficio que sacaría, mandó construir un granero más grande pues aquel año las plantas estaban floreciendo abundantemente. Al llegar la última luna de verano, que indicaba el inicio de la cosecha, el granero aún no estaba listo. De modo que la anciana, enfadada por no poder recoger todo, tomó uno de los granos maduros y lo pisó haciendo que se reventase en mil pedazos. Ante esta ingratitud la planta de arroz se transformó por completo, adoptando una forma más diminuta.

El alma del arroz

En Aynaelda tratamos de darle vida al arroz en nuestros platos. Nos gusta pensar que el arroz tiene alma. La siguiente leyenda la protagonizan Shiva, el Dios de la India y una doncella llamada Retna Dumilda (Joya Radiante). Shiva se enamoró de la joven, sin embargo, ella, para aceptar su amor, le impuso que le buscase un manjar del que nunca se cansase aunque lo comiese todos los días. Él buscó y buscó, pero no pudo encontrarlo, por lo que la doncella murió de tristeza. Fue enterrada en un panteón de plata y a los pocos días vieron crecer una planta llamada padi alrededor del panteón. Convencido de que en esa planta se encontraba el espíritu de Retna, ordenó repartirla entre todos los hombres, convirtiéndose el arroz en su principal alimento.

Está claro que hay alimentos que traspasan fronteras, se mezclan y son mucho más que un simple ingrediente. A parte de ser una de las comidas más ricas y nutritivas, el arroz es vida, no solo alimenta, sino que acompaña. Por eso desde Aynaelda queremos acompañarte, sabiendo que el arroz es un producto tan valioso que hay que tratarlo de la mejor manera. Ven y déjate llevar por el mejor arroz de Madrid. No olvides reservar en nuestra página web o llámanos al 917 101 051. ¡Te estamos esperando!

COCINA ABIERTA:

L,M,X de 13:30 a 18:00

J,V y S de 13:30 a 16:00 y 20:30 a 23:30

DOMINGOS de 13:30 a 16:00

PARKING gratuito para clientes.

TRABAJA CON NOSOTROS

Únete al equipo del restaurante.

Contáctanos en info@aynaelda.com